a

El Señor es mi Pastor, Nada me Faltara

  >  Postales   >  El Señor es mi Pastor, Nada me Faltara

El Señor es mi Pastor, Nada me Faltara

El Rey David atraveso por varias etapas antes de llegar al trono, tuvo una epoca en la que le toco vivir dentro de una cueva rodeado de gente endeudada y rechazada.

En una oportunidad fue a la casa de un hombre acaudalado pidiendo que por favor le dieran un poco de comida para el y su gente.

Y en todo esto aprendio la dependencia de Dios.

Ahora nosotros conocemos el desenlace de la historia, pero al igual que una pelicula con partes muy emocionantes e inciertas, a David le toco vivir esa incertidumbre de no saber que pasaria con el y su gente.

De algo si estaba seguro, el habia sido pastor de ovejas y como tal, aprendio muchas tecnicas y habilidades para estar siempre pendientes de ellas y velar porque nada les faltara.

Yo me imagino a un David que se enfrentaba a Leónes y Osos por defender su rebaño, y que siempre andaba en busqueda de los mejores pastos para llevarlas a alimentar.

Luego al llegar la noche, buscaba un lugar seguro para hacer reposar sus ovejas.

Aunque en su recorrido hubiera tenido que pasar por lugares dificiles de transitar, al final siempre buscar el bienestar de su rebaño era el objetivo.

Es por eso que en el salmo 23, plasma su experiencia como pastor y su confianza en que Dios es el mejor pastor de todos.

Salmo 23

El SEÑOR es mi pastor, nada me faltará.
En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce.
El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre.
Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento.
Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del SEÑOR moraré por largos días.

Post a Comment